Avándaro era un “hongo de humo con olor desagradable”: DFS.

La Dirección Federal de Seguridad (DFS) realizó un seguimiento cercano de lo que sucedía en el festival de rock Avándaro, en 1971. Archivero les trae algunos documentos de la época.

Dardo Neubauer

La Dirección Federal de Seguridad (DFS), la policía secreta de México encargada de espiar y perseguir a todo movimiento, tuvo una activa participación los días previos y durante el transcurso del festival de rock Avándaro, llevado a cabo el 11 y 12 de septiembre de 1971 en el Club de Golf Avándaro, ubicado a 5km de Valle de Bravo, Edo. De México.

El seguimiento a todo movimiento que pudiera “perturbar” la paz social era parte de la misión que tenía asignada la DFS, y el movimiento juvenil era parte de sus objetivos. Avándaro logró reunir más de 200.000 personas, rebasando cualquier capacidad de organización.

Según la Dirección, Avándaro se desarrolló en “un ambiente en el que se dan exhibiciones de streap-tease, desnudos y relaciones sexuales”, destacando que “la drogadicción en jóvenes fue en grado superlativo y alarmante. Se calcula que un 70% de los asistentes consumió drogas” de un amplio público juvenil compuesto por hippies, rockeros y militantes políticos entre otros.

Durante el transcurso del festival de Avándaro, hubo una amalgama de música, discursos políticos y consumo de drogas, tal como lo destaca el informe de la DFS. Como parte de los registros, se señala indistintamente que “se podía apreciar un inmenso hongo de humo con un olor desagradable producido por el exceso de consumo de la mariguana”, mientras que a 800 metros del escenario “se efectuó un mitin con asistencia de 80 personas en el que hicieron uso de la palabra un joven y una señorita no identificados quienes hablaron de los problemas por los que atraviesa el Magisterio”

El día que el hermano del “Che” Guevara secuestró a la hija de una de las familias más ricas de México

Beatriz Madero Garza, hija del empresario minero Enrique Madero Bracho, sobrino del ex General Francisco I. Madero, fue secuestrada por un grupo de guerrilleros exiliados entre quienes se encontraba Roberto Guevara, hermano del “Che”, en octubre de 1981. ARCHIVERO revela detalles de esta historia a través de una revisión de documentos gubernamentales y hemerográficos.

Leer más »