(123) 456-7890

support@support.com

Estadounidenses filtraron documentos de la CIA y se los vendían a los rusos en México

en EU por espionaje al revelarse que entregaban a la embajada soviética en México información sobre el desarrollo de satélites que monitoreaban a Rusia y China.

Por Dardo Neubauer

Se trata de los amigos Christopher Boyce y Andrew Dalton Lee, que, en mayo del 77 fueron condenados en EU por espionaje al revelarse que entregaban a la embajada soviética en México información sobre el desarrollo de satélites que monitoreaban a Rusia y China.

Boyce trabajaba desde 1975 en la sala de códigos secretos de la empresa TRW Systems Group, quien estaba llevando adelante un proyecto de desarrollo de satélites para la CIA, teniendo acceso a documentos secretos donde se detallaba cómo descifrar el tráfico seguro de mensajes del gobierno de EE. UU.

Andrew Lee, quien viajaba asiduamente a México para traficar drogas, era el encargado de entregar la información que recopilaba Boyce a agentes de la KGB. El 6 de enero de 1977, Lee fue detenido frente a la embajada soviética en México con 20 negativos que contenían información sobre un programa de desarrollo satelital de EU y develó la trama de espionaje de la que formaba parte junto a Boyce.

Según la justicia norteamericana, los condenados filtraron información secreta por casi dos años, por lo cual fueron condenados a cadena perpetua, en el caso de Lee y a 40 años de prisión en el caso de Boyce. Sin embargo, Lee fue puesto en libertad condicional en 1998, mientras que Boyce, varios años después de su fuga del penal de Lompoc en 1981, recuperó su libertad en 2002.

Este caso atrajo el interés del periodista Robert Lindsey, quien escribió el libro “The Falcon and the Snowman: A True Story of Friendship and Espionage” (1979), en el cual se basó la película que lleva el mismo nombre, donde Timothy Hutton interpretó a Boyce y Sean Penn a Andrew Dalton Lee.

El día que el hermano del “Che” Guevara secuestró a la hija de una de las familias más ricas de México

Beatriz Madero Garza, hija del empresario minero Enrique Madero Bracho, sobrino del ex General Francisco I. Madero, fue secuestrada por un grupo de guerrilleros exiliados entre quienes se encontraba Roberto Guevara, hermano del “Che”, en octubre de 1981. ARCHIVERO revela detalles de esta historia a través de una revisión de documentos gubernamentales y hemerográficos.

Leer más »