Los espías latinoamericanos que trabajabaron para Rusia

A comienzos del 2020 el científico oriundo de Oaxaca, Héctor Alejandro Cabrera Fuentes, fue detenido en Estados Unidos acusado de ser un espía de Rusia. En un primer momento, reconoce haber tenido contacto con un funcionario del gobierno ruso, en uno de sus viajes a Moscú, pero rechaza cualquier tipo de vínculo profesional.

Por Dardo Neubauer y Laura Sánchez Ley

A comienzos del 2020 el científico oriundo de Oaxaca, Héctor Alejandro Cabrera Fuentes, fue detenido en Estados Unidos acusado de ser un espía de Rusia. En un primer momento, reconoce haber tenido contacto con un funcionario del gobierno ruso, en uno de sus viajes a Moscú, pero rechaza cualquier tipo de vínculo profesional.

Según la justicia norteamericana, la misión de Cabrera era rentar un apartamento en Miami y localizar un vehículo de un agente del FBI, que luego informaría a los servicios de inteligencia rusos. Las fotografías de este vehículo encontradas en el teléfono de la esposa de Cabrera, fueron la evidencia contundente para encarcelar.

El 15 de febrero de 2022, en un acuerdo con la justicia, Cabrera se declara culpable del delito de espionaje. Se espera que la condena se conozca el 17 de mayo de 2022. Originario de El Espinal, Oaxaca, allí nadie cree en el caso de espionaje, sino que señalan una conspiración científica en relación a su conocimiento e investigación en el campo de la medicina genómica.

Otros casos son los de la periodista peruana Vicky Pelaez y su esposo, Lázaro Juan. Según el expediente desclasificado en la Fiscalía de Nueva York, en el año 2000 llegaron a vivir a Nueva York.

Lázaro Juan se hacía pasar por fotógrafo uruguayo y ella trabajaba para el diario La Prensa.

Desde el 14 de enero de 2000 recibieron dinero en un país de América del Sur por parte de otro agente del gobierno de Rusia, lo mismo su esposo, Juan Lázaro, en 2007.

En una publicación de 2011, la periodista escribió que era inocente de los cargos de espionaje a pesar que los fiscales aseguraron que tenían comprobado que recibió al menos 80 mil dólares. Sin embargo, la acusación de Estados Unidos contradice los dichos de la periodista:

“A lo largo de 2003, los agentes interceptaron la comunicación en una casa en Yonkers (Nueva York). Esta vigilancia aural reveló chasquidos electrónicos irregulares asociados con la recepción de transmisiones de radio codificadas. Basado en mi entrenamiento, eran los sonidos de una transmisión de radio que se recibía desde Moscú. Ese día, Juan Lázaro le dijo a Vicky Pelaez que estaba recibiendo radio desde allí”.

Fueron detenidos y liberados en el 2010 en un intercambio de espías con Rusia.

El día que el hermano del “Che” Guevara secuestró a la hija de una de las familias más ricas de México

Beatriz Madero Garza, hija del empresario minero Enrique Madero Bracho, sobrino del ex General Francisco I. Madero, fue secuestrada por un grupo de guerrilleros exiliados entre quienes se encontraba Roberto Guevara, hermano del “Che”, en octubre de 1981. ARCHIVERO revela detalles de esta historia a través de una revisión de documentos gubernamentales y hemerográficos.

Leer más »